Portada

ARWN logo 100

117

Esta página nace hablando de cuatriciclos y sus aventuras metiéndose en la naturaleza que nos rodea, sin desperdiciar la fotografía del lugar que a pesar de lo agreste siempre se presenta hermoso...

Pero esto es historia reciente, antes de que estos existieran estaban las motos y algunos de nosotros con ellas, casi siempre por el tipo de lugar, todo apuntaba al enduro de exploración y eventualmente el motocross.

De hecho el enduro de exploración fue al que el cuatriciclo reemplazo, los nuevos integrantes optaban por esos chiches que recién aparecían ante nosotros. Y así la moto quedo relegada, el cuatri nos brindaba más espacio de carga e incluso mayor autonomía.

Visto desde afuera se puede pensar que el viento que te da en la cara es mismo y que la libertad sentida es semejante.

Nada que ver, son dos experiencias diferentes... Te vas dando cuenta con el tiempo que es así, ninguno de los dos reemplaza al otro.

Hay sueños antiguos donde el andar en moto te llena de solo pensarlos, solo había que esperar la oportunidad de alcanzar el objetivo y ver si a pesar de los años podía encarar el hacer realidad el sueño...

Hubo un primer paso llegar a una Vulcan 500 cómoda para mí, siempre deseada por un diseño precioso, mucha potencia sin ser exagerada, un clásico, donde mi edad hacia juego.

Revisada hasta el más pequeño detalle un día estuvo lista para rodar, y salimos a dar un vueltin... lo primero con lo que tuve que enfrentarme fue que me faltaban dos ruedas, tenía muchas más manijas y pedales que en el cuatri, necesitaba más tiempo para pensar que apretar o soltar, en una maniobra de baja velocidad, cuando me liberé de esta tensión empecé a sentir que el alma se llenaba de eso indescriptible mezcla de viento, con sobredosis de libertad.

Unos kilómetros más y aun desconfiando de mí, iba mirando los detalles de los cromos y aluminios pulidos y sus reflejos con el sol de la tarde, y por momentos pensé que me despertaría de un sueño como tantas veces.

Fue una salida corta con amigos que hacían sus primeras letras en moto (Andante en Moto).

Ya el clima no nos dejaría andar mucho más, pero mi cabeza estaba a mil, con hacer un viaje grosso. Lo ideal era preservar la Vulcan y encarar un proyecto con un tipo de moto que me fuera más conocida en formato y tipo, siempre había andado en motos enduro y quizá debía volver, las motos de mis amigos eran enduro, una Falcon 400 y una XRE300, en un caso estrenando y en el otro con algunos kilómetros apenas. Pensé que por ahí estaría la moto que buscaría.

Salteándome el paso de la búsqueda y compra... Llego a mi Falcon 400 2014, había quemado algunas naves pero estaba ahí, con algunos regalos iniciales, tenía un baúl de treinta litros donde llevar algo, unos protectores laterales y el de cárter.

En cuanto los tres pudimos salimos, el destino era ir desde Rio Turbio hasta La Esperanza tomar un café reabastecer combustible y volver, chequear la moto, consumo de combustible, etc.

Ese dia, como tantos otros el viento fue formidable con ráfagas del orden de los 80/90 km/hora, en esas condiciones salimos, hicimos una parada en Tapi Aike y decidimos seguir... Sabiendo que la vuelta de seguir todo así, sería algo más que complicada.

Peleando tramo a tramo con el infernal viento llegamos a destino... Hicimos todo lo previsto menos volver, había que pasar a un plan ¨B¨ impensado, tampoco había mucho que pensar, casi que la única alternativa era circular un poco más cerca de la dirección del viento, eso nos llevaba rumbo a El Calafate, y al llegar a El Cerrito tomar la cortada esperando que a esa hora el viento hubiera calmado un poco, así iniciamos la vuelta, por momentos se neutralizaba la furia del viento y en otras, según la deriva de la ruta nos pegaba mal de costado.

Comenzamos a pisar ripio al entrar en la cortada con un poco menos de viento, la moto derivaba a derecha e izquierda, pero la potencia la mantenía controlable y comenzaba a reaparecer la gracias de haber andado muchos años sobre piedra, mi tensión era alta, la moto nueva, primera salida, y la pregunta podré, ¿ha sido un decisión acertada?, sabía que la repuesta vendría cuando el reposo del guerrero... 

PB240249 PB240250
PB240251 PB240253
PB240256

En los días subsiguientes, algunos chequeos e instalaciones menores se dieron lugar, la intención que teníamos con German era hacer un paseo por El Calafate y visitar el Ventisquero...

Así que juntamos las cosas, conseguimos reserva en las Cabañas Nevis de las que somos clientes desde hace varios años. Salimos los tres tranqui en la mañana, German, yo y el desconsiderado y violento viento. De pronto la ruta no era lo todo disfrutable que uno quisiera, pero el viento es dueño. Fuimos por la cortada luego de compartir un café en TapiAike con un matrimonio de gringos en terrible BMW 1200, mantuvimos una marcha de baja velocidad en que se podía llevar la moto y al viento también.

Cuando Pisamos pavimento en El Cerrito el viento estaba duro y hacía difícil respirar por momentos, yo sin experiencia ni de antes ni de ahora me freezaba cuando aparecía la trompa (desde la moto una pared) de un micro avanzando a noventa cm tuyos tratando de cortarte el aire lo más suave posible, la sensación es que mide como cuatrocientos metros de largo..no termina más de pasar. También hay de los otros los que como vienen te alcanzan y te pasan y atajate...

Llegamos a El Calafate bien, fuimos a las cabañas y nos instalamos... Descasamos, pudimos cenar un exquisito guiso de lentejas en La Lechuza, y nos fuimos a dormir. A la Mañana siguiente salimos rumbo a él Ventisquero con algo de viento hasta el cruce de Punta Banderas, desde la entrada al Parque Nacional en adelante se podía disfrutar a baja velocidad el serpenteo del camino hacia el Glaciar.

El paso por el pórtico del Parque me trajo un punto de reflexión, el personal del parque me dice, siga adelante los jubilados no pagan entrada y me dio un ticket... Dije gracias y seguí mientras pensaba... Mucho camino en los planes... Poco tiempo para realizarlos, ya veremos cómo se resuelve, seguí con el motor alegre dibujando el camino.

Por momentos apareció una lluvia moderada, que le dio un toque a los últimos km antes de llegar al estacionamiento del Glaciar.

PC090268 PC090257
PC090259 PC090269
PC090271 PC090272
PC090273 PC090274

Sobre la vuelta poco que decir solo entre al muelle de las excursiones a hacer un par de fotos ya que estaba sereno el viento.

PC090277 PC090279
PC090280 PC090282

Pasamos nuevamente por las cabañas, cargamos lo que quedo, pagamos y salimos con rumbo a casa...

Esta parte donde se comentan las primeras salidas me alcanzo para hacer mis primeros mil kilometros y con ello realizar el primer servicio programado de la moto. Todo había funcionado bien.

Ya había juntado un par de cosas que tenía que instalar en la moto, así que en los días siguientes comencé con algunos cambios en el sistema eléctrico para no alterar la instalación original, comandada por la alimentación del sistema de ignición se alimenta un circuito secundario, para todo aquello que no es original de la moto, un conector de encendedor para uso de calefacción campera, chaleco, pantalón. Un segundo conector estanco de uso general, GPS etc. Salida USB en el mismo cuerpo. Parabrisas KTM Courtain alto con soportes modificados. Luces de posición / stop Led, más dos ojos de águila intermitentes con el freno en el área del ojo de gato trasero. Colocación de calienta puños Oxford Sport, puse dos faros Led de 18 Watt con lentes concentradores sobre la defensa accionados por fotocélula.

Con la colocación de estas cosas se inicia la fase dos faltan comprar algunas cosas para completar el proyecto.

No puedo dejar de mencionar cuanto es lo que me he nutrido de las experiencias que leo a diario en el foro de NX4 (http://www.foronx4.com.ar)

Concatenado con el tema de ver y leer cosas relacionadas a las motos, surgen los encuentros y su actividad, para nosotros en esos días se realizaban diferentes eventos en El Calafate debido a la Fiesta Nacional del Lago entre ellas había un encuentro de motos, pero que por diversas razones no llegábamos a tiempo, pero si nos avisaron de un primer Encuentro Internacional en la localidad de Los Antiguos si bien lejos para nosotros, nos serviría como training para algún futuro viaje más largo, hay que considerar que siempre que quieras ir con rumbo Norte tenés que cruzar el inhóspito desierto que implica Santa Cruz. Era entonces un desafío de considerar, disponibles estábamos Enrique, yo y nuestro eterno amigo el viento que parecía someternos a su presión, no aflojamos y salimos rumbo al destino fijado. Nos movimos de la siguiente manera: Rio Turbio La Esperanza, ahí hicimos combustible y café, la mañana estaba fresca y hasta que no salió el sol estuvimos entre cero y cuatro grados ya llegando al cruce del río La Leona se acomodó cerca los diez/catorce, con el viento que no aflojaba nada, reabastecimos nuevamente en Tres Lagos, esquivando un nuevo retrasado de la R40 que ahora pasa por dentro del pueblo, hicimos un tramo aun sin señalización de cerca de 20 km antes de entrar en una traza de ripio áspero en la zona del Lago Cardiel y luego un pequeño tramo también modificado de la R40 llegando a Gobernador Gregores, donde teníamos reserva en un hotel, nos alojamos temprano pudiendo darnos un baño, caminar por el pueblo, ir al cajero del Banco Provincia, y volvimos para mirar algo de rutas y posteriormente cenar en el mismo hotel. Si bien nuestras motos son de 400 cm3 esa noche sonábamos cualquiera de los dos como V8 fase uno en primera cuesta arriba...

Llego la mañana y cargamos las motos y en un rato estábamos en ruta nuevamente después de hacer combustible. Me olvidaba de comentar el viento también amaneció.

La fuimos peleando km a km hasta Bajo Caracoles donde hicimos Sándwiches y combustible al precio del lugar, justificadamente... Un surtidor en la mitad de la nada.

De ahí en adelante el camino tiene algún serpenteo que lo hace más divertido pero siempre que estés atento a que en cada curva el viento es diferente y te empuja de donde le guste. Así fuimos avanzando con un cielo amenazante y en las inmediaciones de Perito Moreno nos alcanzó la lluvia, me doy cuenta que era mi primera experiencia en asfalto mojado, Enrique me espero en un derivador que nos llevaría hasta Los Antiguos, observaba su rueda trasera como se comportaba en el agua y me pareció que evacuaba buena cantidad de agua a pesar de estar bastante gastada.

Cuando ya veíamos el Lago Buenos Aires la lluvia cesó y disfrutamos el último tramo, mientras motos de mayor cilindrada nos iban pasando, después vimos que eran la gente del El Calafate de la agrupación Guanaco Macho.

Localizamos nuestra reserva de Cabañas, la ocupamos y desensillamos y nos fuimos hasta el predio, La gente de Halcones Peregrinos nos recibió y pusieron cara de estos están locos cuando dijimos de donde veníamos, pero como no lo dijeron, no pudimos decirles que SI. Las mejores actividades eran después de las 22hs.. Para nosotros un tirón largo...

307 531
534 543

En la mañana siguiente, arriba y a jugar nuevamente, tuvimos tramos difíciles por el viento, y algunos mágicos gracias a él, era como volar en el silencio en los tramos que lo teníamos en popa.

Un momento difícil fue llegando a Gregores ahí tuvimos que decidir entre quedarnos o seguir a causa de nuestro amigo, yo insistí en seguir pensando en que más tarde el viento amainara, y que nos alcanzara la cantidad de luz.. Nada paso como pensado el viento nos castigó mal y la hora y media que anduvimos en la penumbra de un atardecer frontal fue verdaderamente difícil comprometiendo nuestra integridad. Cuando pisamos el tramo anterior a Tres lagos el viento comenzó a calmarse y pude ver el efecto poderoso de las luces auxiliares colocadas sobre la defensa, a pesar de haber perdido de uno de los faros la lente concentradora en el fragor del tránsito por el ripio. Llegamos a un Hostel donde sabían de nuestro arribo, eran cerca de las 22 Hs, conseguimos comer algo, y dormir. En la mañana siguiente emprenderíamos el tramo final a casa, salimos a la ruta por unos desvíos producto de los cambios en la ruta, y fuimos a la estación de servicio donde nos enteramos que ya hacia un par de días no había combustible. Matemáticamente, con el combustible que nos quedaba podríamos llegar hasta El Chalten(100Km) y reabastecer implicaba hacer 200Km de más y el riesgo que no hubiera nafta en esa localidad, la primer opción fue buscar nafta en Tres Lagos, había quienes vendían en forma particular pero recién por la tarde, de tanta idas y venidas, desinteresadamente, personal del destacamento de Bomberos de SC nos facilitó 7 litros de nafta que distribuimos con su ayuda en las motos.

Paciencia y velocidad regular sin descontar la ayuda del viento que nos llevó livianos, llegamos a La Esperanza con la reserva encendida, pero contentos, dos horas después estábamos en casa. Al día siguiente controlar y descargar la moto...

Y yo como me calificaba?, me parecía que bien para mis 63, dos mil y algo de km de la salida, creo que puedo ir por mas...


Escribir un comentario

La finalidad de los comentarios es sumar valor a la comunidad y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos. Está terminantemente prohibido incluir agravios, calumnias, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o cualquier comentario discriminatorio. No se publicarán comentarios que no respeten las reglas. Senderos del Sur no se responsabiliza por el contenido, ni autoría de los comentarios de esta página.


Código de seguridad
Refescar

© 2005 - 2017 - Senderos del Sur

Licencia Creative Commons
Esta Página Web está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

1rss

Real time web analytics, Heat map tracking