Portada

ARWN logo 100

 topbar

 

image012 Antes de comenzar el relato de esta salida, les comento sobre lo que en estas fotos puede verse, y se trata de las tuberías maestras de agua que abastecen al pueblo, que ante la crudeza del clima, y los años se deterioran lo que lo hace parecer mas a un Geiser de Yellowstone National Park, que al Dique San José. dsc00450
     
   
     

El 23 de julio salimos con la idea de hacer un recorrido hacia un área fronteriza denominada El Embudo, por ser una formación donde convergen varios cauces y formaciones. Hace una veintena de años hubo un incendio de proporciones mayúsculas, que tuvo su origen en Chile y se coló a nuestro país por esa zona, la demora en el ataque inicial provoco perdidas de bosques desde ese punto fronterizo corriendo en dirección Oeste Este en una faja de 4 Km . de ancho por casi 9 de largo, aun hoy se pueden ver los tochos, testigos silenciosos y chamuscados de lo que en un momento era un bosque nativo de cientos de años. A pesar de que estas agrupaciones arbóreas era raleada, la temperatura llego a puntos muy altos dada la sobre oxigenación inyectada por el intenso viento, pudiéndose observar que la tierra días después de extinguido parecía arena por el color y por la forma en que se escurría de las manos.

image015

En esa partida estuvieron Enrique, Dany, Javier y yo

Salimos del pueblo hacia el Dique San José, que se encontraba con su superficie congelada, del mismo modo estaban todos los senderos, aunque la cantidad de nieve era poca, lo que nos permitía una marcha divertida, bajamos de la huella hasta el chorrillo que forma una hermosa cascada lugar este, que solemos visitar caminando desde el pueblo en verano, esta vez retrocedimos hacia la cascada pensando en algunas fotos pero al llegar al lugar no resultó tan interesante de fotografiar como habíamos pensado.

Seguimos haciendo huella en el nevado terreno, para ir al último puesto, próximo al Embudo, llegamos ahí y después de cruzar el chorrillo en dos oportunidades, (totalmente congelado) seguimos hacia la frontera en unos de sus puntos mas altos el que nos daría buenas vistas panorámicas y buenas fotos. Por momentos fue una marcha tortuosa, ya que en algunas zonas se había acumulado mucha nieve por viento blanco. Paramos un rato para ver como seguir adelante en un tramo donde había que atravesar un claro, llegar a un bosque y tomar una huella imperceptible entre los árboles aun en verano. Es en este tipo de situación es cuando el trabajo del verano de reconocimiento se luce.

De paso optamos por merendar. Entre café y galletitas, Javier se da cuenta que había perdido su cámara fotográfica, por suerte sabía cuando la uso por ultima vez, y como volveríamos sobre nuestros pasos deberíamos empezar a buscar desde este punto hasta la zona de la cascada.

Hubo tramos duros por la cantidad de nieve y lo poceado del terreno, pero hicimos cima y lo festejamos con algunas fotos, mientras estábamos en esa cuestión unos mil metros a Sudeste había un peñasco mas alto, nos miramos y allá fuimos, bajar fue fácil , cruzar un pequeño valle ya fue difícil, subir fue un parto entre medio de nieve bosque con hielo y árboles caídos por todos lados, siempre esta el riesgo de pisar un tronco agudo y destruir una cubierta, así que hay que poner mucha atención en eso, palo mas palo menos, llegamos hicimos alguna fotos, la tarde estaba fresca y hacia falta luz para buscar la cámara de Javier.

Ya volviendo, empezamos a bajar hasta llegar al intrincado bosque, yo cerraba la columna, y había un lugar donde se debía pasar por encima de dos troncos de tamaño regular, confiado en la doble los intente pasar despacio, creo que uno de ellos se corrió al pisarlo me descolocó no dándome tiempo a nada, comenzó el vehiculo a acostarse sobre la derecha, alcancé a ver un tronco grande sobre donde caería, traté de aguantar el Quad con el cuerpo antes que pegué en el tronco, el tema era soportar los casi 280 kg. de la bestia, sin daño ni para mi ni para la maquina, y así fue, apoye el hombro contra el tronco y apenas se apoyo la manopla derecha y el soporte del equipo de radio. El tema se me complico cuando me di cuenta que por la posición de los troncos (los mismos que provocaron el vuelco) no me dejaban enderezarlo, no tenia forma de apoyar mis pies de manera de aumentar la palanca ya que tenia las piernas entre el Quad y el tronco lateral, fue entonces cuando... En la espesura del bosque escucho un lejano ya voy... Ya voy... Pero no veía a nadie, pensé en algún gnomo u otra criatura del bosque dispuesta a ayudar, pero no, era Enrique, que por esas cosas del instinto, se detuvo y me vio. Aún entre los dos nos costó vencer el obstáculo que representaba el tronco, por suerte el control de daños no mostró mas que una dobladura en el soporte del equipo de radio.

                                         
image017 image019
image021 image023
image025 image035
image029
image031
image033
image027 image037   image039 

 

image053

 

image055

image041   image043 
image059 image057 image045 image049 image047
         
image051 Seguimos así, volviendo sobre nuestros pasos, y con todos los ojos disponibles en el piso tratando de ver la cámara que estaba dentro de su estuche de color negro, que si era sobre nieve se vería con facilidad, pero también podía confundirse con un tronco, algún ato de pasto, o bosta, el mayor riesgo estaba en esos tramos que uno transita por un lugar diferente, y en la medida que nos acercábamos a las inmediaciones de la cascada había tantas huellas como cada uno de nosotros, en la deducción de cómo se había perdido se concluyó que después de la ultima foto pudo quedar apoyada encima de su vehiculo o el de otro, lo que hacia mas difícil la búsqueda.

 image061A unos 500mt hacia delante lo veo a Dany como baliza con los colores de Cartepillar, y por el brillo de los dientes que reflejaban el sol de esa hora, pude suponer que la había encontrado, y así fue. Esperamos a Javier para sacarle alguna foto, con cara de feliz cumpleaños por la recuperación de la cámara y seguimos rumbo a casa, previo paso por el dique donde, los suicidas de Enrique y companía se pusieron a andarimage063 encima con la excusa de que había que sacar una fotos a una bandada mixta de Bandurrias y Avutardas estas últimas rezagadas ya que emigran a Canadá durante nuestro invierno. Mientras Enrique se acercaba a la bandada me acomode para tomar una foto del momento, en que levantaran vuelo o Enrique se fuera al agua al romperse el hielo, cualquiera de los dos casos sería una buena nota..., decía que mientras esperaba puse atención en que estos plumíferos amigos estaban parados en el mismo lugar donde se estacionan en verano, ahora bien, de comer encima del hielo no hay nada, ¿sería una competencia tipo juegos invernales entre aves?. Sea lo que fuere la foto fue para descarte, no se entendía nada así que por eso lo cuento.

Minutos mas ya estábamos de vuelta en casa.


Escribir un comentario

La finalidad de los comentarios es sumar valor a la comunidad y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos. Está terminantemente prohibido incluir agravios, calumnias, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o cualquier comentario discriminatorio. No se publicarán comentarios que no respeten las reglas. Senderos del Sur no se responsabiliza por el contenido, ni autoría de los comentarios de esta página.


Código de seguridad
Refescar

© 2005 - 2019 - Senderos del Sur

Licencia Creative Commons
Esta Página Web está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

1rss

Real time web analytics, Heat map tracking