Portada

ARWN logo 100

 

Y sucedió que....


En el curso de la semana del 13 del corriente, se podía ver que la situación climática complecambiaría bruscamente cerca del martes 16,así que el domingo 14 nos vendría a quedar como unos de los últimos domingos para algún recorrido corto sin equipo de invierno.

Nos convocamos para salir cerca del mediodía del domingo después de ver F1, los que sumaban para la salida eran,Carlos, Dany, Luis, Roli (debutante en el grupo con una XR250) , Enrique y yo.

Ya sobre la hora de partida, Enrique tuvo que atender una peritonitis, desistiendo de la participación de la hasta ahora dominguera salida .

Digo dominguera porque, cuando estábamos planeando el destino (viernes) al Negro ( Dany) se le vino a la mente una traza geodésica que vio hace un tiempo en la cima de la Meseta de Punta Gruesa, él recordaba que el rumbo del trazado nos podría servir en el futuro para conectar un sitio llamado los Morros que son dos promontorios rocosos separados a unos kilómetros de distancia, y en la misma cota que otro en la República de Chile a orillas del Río Penitente.

Quizá contado así no revista mayor interés, pero lo interesante es que estas formaciones datan de un tiempo mayor que el de la formación de la Cordillera Andina.

Todo este suelo que ocupamos es de característica sedimentaria con claras muestras estratificadas de suelo marino, al mismo tiempo es aluvional.

En el periodo en que la era glaciar terminaba su ciclo y grandes témpanos se desplazaban por lo que hoy es continente seco, estas enormes masas de hielo transportaban incorporados en su estructura piezas rocosas las que iban quedando sembradas según se quedaban varados en su perdida de volumen y por ende de flotación.

El paisaje de nuestra estepa esta sembrado por abundantes piedras algunas de tamaños importantes, donde al verlas uno se puede preguntar de donde salió esto?.

En el caso particular de estos morros, es como si el sedimento hubiera cubierto una gran extensión donde se encontraban estas formaciones dejando ver hoy solo la parte superior de ellos.

Así mismo las Leyendas abundan algunas de ellas con apoyo histórico, sobre cementerios Indígenas, picaderos de piedras, puntas de flechas, y otros utensilios propios de los habitantes del lugar. No faltan historias de gauchos perdidos en medio del viento blanco donde el caballo reculo hasta una cueva, salvándose de una muerte segura al ponerse a resguardo y nunca mas se encontró la salvadora cueva.

Bueno y así nos fuimos dando manija, y decidimos hacer un paseo de domingo, objetivo la cima en la Meseta, localizar la traza, marcarla en el GPS y volver...

Dany Roly y Luis Carlos

Dany

Yo

Llegado el domingo entre una cosa y otra se hicieron las 12:30 cuando estábamos en ruta.

Acceder hasta la zona previa a la Meseta nos obligo a una vuelta algo larga hasta salir de las áreas alambradas próximas al pueblo.

Hicimos unos tramos campo traviesa, y nos fuimos retrasando con Carlos, cuando llegamos a un viejo camino alcance a ver que el resto nos llevaba una distancia considerable, pensé que ir por el sendero nos permitiría una marcha mas rápida y de esa manera acortar el tiempo en que nos esperarían, Carlos venia detrás y comencé a acelerar recordando que hace unos años atrás había una alcantarilla que tenia un agujero como para perder una rueda dentro, así que rápido pero atento a eso seguí avanzando.

Sucedió que antes que la alcantarilla apareció una doble ola con un cráter en el medio, la velocidad que traía hizo que la primera ola me despegara del piso pasando limpio a la segunda en el aire y cayendo cruzado en el cráter, me fui afuera de la huella, pero se acomodo la bestia..

cima

No muy lejos estaban los demás esperando, llegue y les conté sobre esto sin quitar la vista del viejo camino, de pronto le dije al Negro... Carlos se la puso , al terminar de decir esto Dany ya había salido a buscarlo, pasaron unos minutos y salí al ver que no venían.

A medio camino lo encuentro volviendo y un poco mas atrás a Carlos, lo espero para preguntarle que había pasado, al preguntarle me dijo ¨Boludooo me hice mierda¨

Respuesta obvia porque mientras me contaba el episodio le miraba el casco, tenia rayones como si lo hubiera agarrado un Tigre Diente de Sable en celo..., el hombro derecho con incrustaciones de pasto y otras yerbas, todo mostraba un vuelo de aquellos y un aterrizaje patético para hacer juego, cuando llegamos y nos juntamos con el resto, contó haber visto pasar en rauda marcha al cuatri mientras el emulaba a Superman en sus primeras practicas antes de tener la capa, fue ahí que vi que al darse vuelta tenia el culo en peores condiciones que el hombro...

El era el médico que nos quedaba, hicimos un control de daños máquina/piloto, el quad bien, el hombre se había auto chequeado, estimó una subluxación de hombro derecho y me duele el dedo pulgar izq dijo.

MorrosAhora que ya sabíamos que era,... a fin de cuentas lo importante es el diagnostico, decidimos seguir.

Fuimos hasta una instalación de gas que hace varios años fue perforado y tiene colocado una gran válvula en un pozo de hormigón de 4 metros por 4 metros por otros cuatro de profundidad.

Desde allí se abre un camino ex traza geodésica que eventualmente se utiliza como parte de un tramo en una competencia de Rally, que suele correrse en la Cuenca en época de Semana Santa, donde participan corredores de la Provincia , Río Grande y Ushuaia.

Allá a lo lejos 5 o 6 Kilómetros se veía un corte montañoso que interrumpía la traza, la que veíamos seguir pasado ese accidente.

Había zonas de turba cubierta por agua, mas adelante comenzamos a encontrar áreas con nieve, y algo de hielo lo que hablaba de cómo se pone eso durante las noches.

Trx500

Nos fuimos acercando a paso lento por lo áspero del terreno, solo la XR circulaba con tranquilidad, visto es, que una moto transforma un simple sendero de liebres en una autopista, este era el caso de Roli llevaba la moto alegremente, dándose el gusto de pegar alguna acelerada de vez en cuando para romper la monotonía de aguantar la marcha lenta de los quad.

Así llegamos a lo que de lejos se veía como unos cordones que interrumpian nuestro rumbo de marcha, al acercarnos al borde, recién me di cuenta de lo que en realidad era.

Geodesica

Esta Meseta y la hermana Meseta de la Torre no eran mas que gigantescos bancos de arena, lodo y canto rodado de lo minúsculo hasta bolas de 80 cms de diámetro, y lo que en principio se veía en la distancia como serranías no eran mas que la propia meseta que en una zona de una pequeña depresión acumulaba grandes cantidades de nieve que luego en el deshielo se iban llevando el material creando estos canalones de unos cientos de metros de altura con formatos de V.  En el interior de la V se veía muy estrecho como para iniciar un descenso. Estoy hablando de descenso, a este tiempo nos quedaban unas dos horas y media de luz, la situación de Carlos amenazaba en tornarse mas aguda.Asi que rodeamos la primer hondonada.

Carlos Roly y yo Dany

La que seguía era mucho mayor en todas sus dimensiones, Dany y Luis se movieron en diferentes direcciones evaluando la situación..., surge la idea de descender ya que a vista de los exploradores el cauce se ensanchaba y se ponía como un billar (Cita Textual), Intentamos bajar por una ladera teniendo que volver sobre nuestros pasos ya que sobre el final se ponía difícil y carecíamos de sogas (era una salida dominguera).

Empezamos a descender por un cauce secundario, que por momentos no era mas ancho que un quad, mientras bajaba me daba cuenta que este era un punto sin retorno y que la altura estimada desde arriba nada tenia que ver con la realidad de esta pendiente interminable, lo que en un momento había sido ventaja para la moto ahora jugaba en contra era muy difícil mantenerse arriba de la moto, con el riesgo de apretarte o golpearte contra alguna de las piedras.

Danonino

Merienda Dany

Hasta el momento veníamos atrasando el almuerzo por el viento que corría en la planicie de la meseta, ahora estábamos a resguardo del viento y era necesario  pensar un poco. Nos dispusimos a comer, lo que traíamos que eran sándwiches y unas empanadas de verdura que me habían quedado de la noche anterior    Alguien dijo de  Roli en un momento de la marcha, "tiene menos músculo que rodilla de canario" , hay una foto al mejor estilo C.S.I. que pone en evidencia el secreto del rendimiento de Roli.

Poniéndonos un poco más serios, guardamos todo lo que sirviera para prender fuego, y algo de comida..., la posibilidad de que la noche nos alcance era del orden del 90 %. Cuando llegamos al billar que "el Negro" había profetizado nos encontramos con un campo de piedras del tamaño que se te ocurra en unos 150 mts de ancho que era entretejido por un hilo de agua incipiente, en cada curva del río esperábamos encontrar algo diferente... Lo único diferente era que el agua aumentaba su volumen, y es que en algunas zonas, las paredes eran vertientes que filtraban desde lo alto.

 

Tuvimos riounos cientos de metros con pasos estrechos y profundos en uno de ellos perdió el quad Luis quedando colgado de unas ramas de las que se agarro al perder el equilibrio, fue como aquello de " Agarrate del pincel que te saco la escalera" Y se fue al agua en una forma no muy decorosa, pero como resorte estaba de pie diciendo "no paso nada", solo el agua que salía del pantalón era testigo inmutable de la zambullida.Y así seguimos hasta que nuevamente se abrió el río, Roli ya venia sin brazos lo que hace que te caigas mas seguido, nos fuimos turnando con "el Negro" en el acompañamiento, dándole algo del escaso tiempo que teníamos para que se recuperara. En muchos tramos avanzamos en zig zag aumentando el recorrido ya que no era posible hacerlo en línea recta por la acumulación de piedras con formas de olas, disposición que por el tamaño , hablan de la violencia con que corre el agua.

Desde la zambullida de Luís que veníamos entrando en una masa boscosa dejando el Coirón que nos acompaño desde el principio, esto indicaba que estábamos en el tercio inferior de la meseta "Esta es una característica del bosque Andino" es decir la verdad estaba cerca, el cauce podía ponerse estrecho y quebrado en el ultimo tramo, solo nos quedaba un remanente de luz que hacia que la definición de la vista perdiera discriminación.

Fue entonces cuando vimos en lo alto, tocado por los últimos rayos de luz un par de torres, nos detuvimos para observar con detenimiento, estas torres mostraban agujeros de considerable tamaño y en la parte inferior el color blanco que parecía chorreado desde dentro de las cuevas, nos indico que eran nidos de Cóndores observando con mas cuidado se podía ver una cantidad de aves en reposo en diferentes lugares de las paredes de las torres. Tomamos algunas fotos aunque sabíamos que la definición seria algo pobre por la distancia y la cantidad de luz.

Continuamos la marcha en forma un tanto desperdigada, producto de buscar el mejor lugar para pasar y cierta presión en cada uno de nosotros, solo nos quedaban unos treinta minutos para encontrar algo que nos sacara de ahí, o el plan "B", que era buscar un lugar donde pasar la noche. A esta altura pensaba que la salida dominguera, ya cargaba sobre si, un accidentado leve, la necesidad de usar algunos elementos durante el trayecto, que no se habían cargado, las comunicaciones limitadas a un equipo fijo en mi quad, La XR sin luces, y un montón de cosas de esas que uno se dice: "Ah, si yo hubiera sabido que tendría que pasar por esto" Quizá sirva para que nos demos cuenta que cuando se juntan un grupo de descerebrados como nosotros, tenemos la habilidad de transformar una salida dominguera en algo inesperado y desconocido.

nidosPodía ver en el GPS la ruta a unos 30 Kmts, la que por momentos la teníamos por delante y en otros en los laterales, esto por lo sinuoso del río, estábamos haciendo una media de 3 Km/h, el modelo mostraba que era imposible alcanzar la ruta con algo de luz, así el cauce fuera una línea recta.

Al levantar la vista que venia clavada en el piso para no golpear el Quad contra piedras mayores al despeje, me doy cuenta que solo veo a Carlos a unos 600mts delante de mí comenzando a perderse en una curva. Casi al instante escucho un griterío a mi derecha, eran el Negro y Luís a la vera del río y debajo del bosque. Empecé a hacer señas con las luces y la bocina a Carlos que ya había desaparecido, Dany salió en su busca, me acerque al lugar donde había quedado Luís, se podía ver que se trataba de una huella cortada por el río pues esta seguía en la otra orilla.

Llegado Carlos no reagrupamos y comenzamos a seguir la huella ya casi sin luz, aun así era nuestra vía de escape, de alguna manera saldríamos en los campos de Stag River, la huella no parecía transitada, nos íbamos encontrando con charcos que hablaban de un transito nulo por bastante tiempo. Después de unos Kilómetros llegamos a un puesto, que recientemente habían forrado con chapa lisa galvanizada, de donde salió su único habitante, mostrando sorpresa e incredulidad cuando le decíamos de donde y por donde llegamos hasta ahí.

Hicimos un tramo mas hasta concentrarnos, donde vimos que faltaba Luís, salió Dany en su busca, y termino trayéndolo a remolque, había cortado la cadena... para ser mas preciso se desarmó el eslabón de unión, y sin repuesto tuvo que seguir a remolque. Ya teníamos que circular con luces para ver la huella, Roli usaba las luces del mas próximo para guiarse.

17 kmts después llegábamos al caserío de la estancia, según vimos luces fuimos parando para anunciar nuestro paso, fue interesante el ver la sorpresa de sus ocupantes cuando nosotros, "estas cosas" aparecían de la nada. Luego vendría la ruta, con un viento que frenaba nuestra marcha y aumentaba nuestro consumo de combustible "solo pensado para una salida Dominguera" Llegado Carlos no reagrupamos y comenzamos a seguir la huella ya casi sin luz, aun así era nuestra vía de escape, de alguna manera saldríamos en los campos de Stag River, la huella no parecía transitada, nos íbamos encontrando con charcos que hablaban de un transito nulo por bastante tiempo. Después de unos Kilómetros llegamos a un puesto, que recientemente habían forrado con chapa lisa galvanizada, de donde salió su único habitante, mostrando sorpresa e incredulidad cuando le decíamos de donde y por donde llegamos hasta ahí.

Hicimos un tramo mas hasta concentrarnos, donde vimos que faltaba Luís, salió Dany en su busca, y termino trayéndolo a remolque, había cortado la cadena... para ser mas preciso se desarmó el eslabón de unión, y sin repuesto tuvo que seguir a remolque. Ya teníamos que circular con luces para ver la huella, Roli usaba las luces del mas próximo para guiarse.

Así llegamos a El Turbio Viejo punto de referencia en muchos mapas como Río Turbio nos detuvimos en la puerta de la comisaría, allí hay una farola que nos alumbraría en el reabastecimiento del Warrior de Dany que recibiría combustible del de Luis que venia a remolque. Emprendimos nuevamente la marcha y frente a Rospentek ex estancia ocupada desde antes del conflicto de Malvinas por el Ejercito Argentino donde tienen asiento el Regimiento de Infantería Mecanizada 35 y el Escuadrón de Caballería Blindada 11, encuentro a Roli detenido y conectando la reserva de su XR lo acompañe con luces hasta la columna esperando una curva lenta para adelantarme y detenerla, y que se lo pueda reabastecer.

A poco de salir a la ruta en Stag River pude comunicarme por radio con Bárbara dándole un parte con nuestra situación y lo justo de combustible que veníamos, a su vez ella avisaría a cada familia de nuestra demora para tranquilidad.

Cuando llegábamos al llamado Cruce "Paso Fronterizo Laurita y 28 de Noviembre" adelante la marcha aprovechando la reducción de velocidad, ya que la tierra que volaba te hacia escupir adobe. Nos detuvimos y se le paso combustible a la XR, esta urgencia tenia que ver con que si la moto agotaba el combustible, y quedaba en el fondo de la columna la única opción era remolcarlo esperando que en algún momento la columna se detenga, y ser llevado de tiro es muy complicado para la moto.

nocturnoMientras estuvimos detenidos me di cuenta que la visibilidad de algunas unidades era pobre o nula a los ojos de quien transita la ruta. ( Esto también iría a la lista de cosas a corregir).

 Mientras tanto en Río Turbio Enrique que no había sido de la partida, estaba atento a salir con combustible a nuestro encuentro o con lo que hiciera falta.Llegamos a 28 de Noviembre Dany dejo a Luís en su domicilio, y nos juntamos en la estación de servicio del lugar, reabastecimos unos litros, y emprendimos la marcha hacia RT manteniendo a Roli en el medio mientras el manejaba por las luces de alguno de nosotros. Acompañe a Dany hasta la casa, no hubo señas ni gestos, pero... en algún lugar y de alguna forma se podía escuchar... "lo hicimos otra vez e iremos por mas" En la esquina esperaban Carlos Y Roli, nos juntamos y entramos en nuestra cuadra y así cada uno a su casa. Abrí mi portón, como siempre "Po" llego antes que Bárbara y se olió todo, mientras hablábamos me cambie de ropa, el equipo quedo esperando la luz de la mañana para lavar y ordenar. Ahora era tiempo de reposar y ordenar ideas, de buscar lo que suma, y de dar Gracias por la buena batalla.

Rio Turbio reeditado en Dic de 2013

 


 

Escribir un comentario

La finalidad de los comentarios es sumar valor a la comunidad y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos. Está terminantemente prohibido incluir agravios, calumnias, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o cualquier comentario discriminatorio. No se publicarán comentarios que no respeten las reglas. Senderos del Sur no se responsabiliza por el contenido, ni autoría de los comentarios de esta página.


Código de seguridad
Refescar

© 2005 - 2019 - Senderos del Sur

Licencia Creative Commons
Esta Página Web está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

1rss

Real time web analytics, Heat map tracking